El Peor Champú. Ingredientes nocivos y alternativas. Un DETOX para tu Pelo (y tu cuerpo)

¿Qué champús son buenos y cuáles conviene no utilizar?, ¿cuál es el mejor champú para mantener un cabello sano?, ¿te gustaría saber qué ingredientes perjudican tu salud y la de tu pelo para, así, huir de ellos a la hora de elegir un cosmético capilar?

 

Si pierdes pelo, la primera cuestión para tratar de poner remedio al problema no es qué producto usar —y te lo decimos nosotros, que comercializamos productos para abordar la caída del cabello—, sino qué NO usar. Esa es «la» cuestión.

¿Por qué decimos esto?

Porque sabemos, y hemos recibido muchos comentarios de clientes al respecto, que ya solo con haber dicho adiós a su viejo champú han notado cambios. En ocasiones cambios significativos.

 

Así que dedicamos este post a contarte por qué sucede esto, cuáles son esos ingredientes controvertidos de los champús comerciales y cómo identificarlos, por qué se consideran inseguros y qué provocan exactamente en tu cuerpo. Por último, te diremos las alternativas que existen para que desintoxiques tu pelo y tu organismo de productos dañinos.

 

Para que te inicies en una rutina capilar libre de tóxicos.

 

Según los estudios, casi el 90 % de las personas utiliza cosméticos y más de la mitad los emplea a diario. Aunque nos centramos en los champús, lo que a continuación te contamos aplica a cualquier producto cosmético. Pues una buena parte de los tóxicos que entran en nuestro cuerpo lo hacen, por su uso, a través de la piel.

 

 

¿Quieres recuperar la salud de tu cabello?

Suscríbete a nuestra newsletter y te regalamos nuestro ebook "LA CURA DE LA CALVICIE". Clic en la imagen para saber más:

 

 

 

 

Fragancias, conservantes y otros ingredientes de champús ‘sospechosos habituales’

 

Atendiendo a la legislación europea, un cosmético es una sustancia o mezcla de sustancias destinadas a aplicarse en el cuerpo humano con el propósito de limpiarlo, perfumarlo, mejorar la apariencia y/o corregir los olores corporales. Dentro de esta definición se incluyen los champús.

 

Estos pertenecen al grupo de los llamados productos rinse-off o wash-off, que a diferencia de los productos stay-on o leave-on, destinados a permanecer durante un tiempo en contacto con la superficie cutánea (colonias o perfumes, lociones, maquillaje, desodorante, etcétera), se deben eliminar con agua a los pocos minutos (referencia).

 

La inmensa mayoría de los champús comerciales, los que encontramos en el mercado, son cosméticos de base química entre cuyos ingredientes están los conservantes. Su función es evitar la contaminación del producto e inhibir el crecimiento de microorganismos (mohos u hongos, levaduras y bacterias) que lo degraden. Esta es la razón por lo que tienen una larga vida útil.

 

Pero estas sustancias químicas pueden ocasionar alguna reacción alérgica. De acuerdo con un estudio de reacciones cosméticas llevado a cabo por el North American Contact Dermatitis Group (NACDG, Grupo de Dermatitis de Contacto de América del Norte)*, los conservantes son la segunda causa más común de sensibilizaciones y reacciones alérgicas e irritantes a los cosméticos.

 

"Cuantos más conservantes, más riesgo". 

 

¿Y la primera? La causa más frecuente de alergia a cosméticos son las fragancias, ingredientes básicos utilizados en la fabricación de estos productos por sus propiedades olorosas.

 

Les siguen en el ranking de irritantes y alérgenos los tintes capilares, de los que ya hablamos en el blog aquí:

 

📲  Tintes naturales o químicos. Relación con los efluvios y la caída del cabello

 

Entre las reacciones cutáneas adversas a los cosméticos se hallan la dermatitis irritativa de contacto, la dermatitis alérgica de contacto, la dermatitis fototóxica o fotoalérgica y la urticaria de contacto, entre otras. La mayoría de las cuales se pueden tratar una vez que se reconoce y se evita el agente(s) causante(s), el o los «cosméticos sospechosos». Enseguida les pondremos nombre.

 

Pero el mal no siempre es tan inmediato y evidente como una reacción alérgica. El gran problema con este tipo de sustancias potencialmente tóxicas en champús y otros cosméticos es que producen daños poco a poco, en el largo plazo y de manera silenciosa, sin que te des cuenta. Sin que sospeches.

 

*Stehlin, D. (1991).Cosmetic Safety: More Complex than at First Blush. U. S. Food and Drug Administration.

 

Peores ingredientes en champus cabello

                            

Ingredientes de los champús que te perjudican. Sustancias que ‘restan’

 

Derivados del petróleo, sulfatos, parabenos, PEG… por muy novedoso que el fabricante diga que es su producto y por muy exclusivo que nos parezca, la fórmulación es más o menos la misma de un bote a otro. O lo que es lo mismo, los ingredientes tóxicos se repiten de una fórmula a otra.

 

Estos son algunos —hay más— de los ingredientes considerados inseguros (ref) o potencialmente nocivos que suelen llevar muchos champús convencionales, así como sus posibles efectos secundarios.

Por orden alfabético (referencia INCI e INCI Beauty):

 

  • Ácido etidrónico (Etidronic acid o Etidronate), un estabilizador. Reduce la fertilidad en las mujeres y causa problemas durante el embarazo.
  • Ácido láctico (Lactic acid), regulador de acidez, para ajustar el pH; alternativa a la glicerina como suavizante. Fotosensibilidad (aumenta la sensibilidad a los rayos UV del sol).
  • Alcohol bencílico (Benzyl alcohol), conservante. Nocivo por ingestión e irrita la piel (dermatitis de contacto).
  • Cloroacetamida (Chloroacetamide), conservante en champús anticaspa y para el control de la seborrea. Sensibilización.
  • Cocamida MEA (Cocamide MEA/monoethanolamine), un emulsionante. Irritante para la piel (dermatitis de contacto y alergias de contacto); puede formar nitrosaminas cancerígenas.
  • Cocamidopropil betaína (CAPB) (Cocamidopropyl betaine), un agente espumante. Irrita la piel (dermatitis y alergias de contacto); puede formar nitrosaminas cancerígenas.
  • DMDM hidantoína (DMDM hydantoin), conservante. Irritante cutáneo; puede formar formaldehído cancerígeno.
  • Ftalatos (Ftalato de dietilo o DEP, de dibutilo o DBP y de dietilhexilo o DEHP), que pueden «esconderse» bajo la palabra Parfum (Perfume). Disruptores endocrinos (interfieren y alteran el sistema hormonal), tóxicos reproductivos y del desarrollo, y potencial cancerígeno, además de muy contaminantes para el medioambiente.
  • Lauril éter sulfato de sodio (SLES) (Sodium laureth sulfate), detergente, espesante y espumante. Elimina los aceites naturales de la piel provocando una gran sequedad, irrita los ojos e ¡inhibe el crecimiento del cabello! En su proceso de fabricación —por etoxilación— se producen óxido de etileno y 1,4 dioxano, ambos compuestos declarados carcinógenos humanos por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés).
  • Lauril sulfato de sodio (SLS) (Sodium lauryl sulfate), elimina los aceites permitiendo que los productos químicos penetren en la dermis y, al igual que el SLES, corroe los folículos pilosos (capilares) e inhibe el crecimiento del cabello.
  • Linalool, un aroma. Problemas respiratorios y psoriasis facial.
  • Minoxidilo (Minoxidil) en champús y otros productos antialopecia. Sensibilización; alérgeno causante de dermatitis en el cuero cabelludo y otros efectos secundarios.
  • Oxibenzona, benzofenona-3 o BP-3 (Oxybenzone, benzophenone-3), protege el champú de la exposición al sol. Dermatitis de contacto y fotosensibilidad.
  • Parabenos (Parabens; metilparaben o methylparaben, propilparaben-propylparaben… o también podemos identificarlos por la nomenclarura E, E-214 a E-219), los conservantes más empleados en los cosméticos. Reacciones de hipersensibilidad y disruptores endocrinos (ref) (además, se acumulan en la placenta y transmiten al bebé (ref)).
  • Polietilenglicol (PEG) (Polyethylene glycol), derivado del petróleo, en concreto del etileno. Emoliente y emulgente; sustituto de las siliconas. Urticarias y dermatitis; alteración del sistema nervioso y problemas hepáticos y renales. En su proceso de fabricación se producen los citados (ver SLES) compuestos carcinógenos.
  • Propilenglicol (Propylene glycol), evita que el champú se seque. Transporta las sustancias químicas a lo más profundo de la piel, altera su estructura e inhibe el crecimiento celular.
  • Trietanolamina (TEA) (Triethanolamine), regulador del pH. Como cualquier amina, potencial para producir nitrosaminas cancerígenas.

 

Peores ingredientes champu cabello

 

Aunque permanezcan poco tiempo en contacto con la superficie de la piel —los champús son productos rinse-off/wash-off—, en este caso el cuero cabelludo, estas sustancias penetran en nuestro cuerpo y muchas son bioacumulativas. Es decir, se acumulan en el organismo, más concretamente en el tejido graso.

 

Cuanta más grasa en tu cuerpo, más posibilidad de acumular tóxicos.

 

Por lo que la exposición continuada a bajas cantidades también puede causar perjuicios en la salud.

 

O bien pueden resultar tóxicas por interacción entre ingredientes.

 

NOTA: Antes se pensaba que todas las sustancias químicas que entraban en nuestro organismo —por las tres vías: inhalación, ingesta y vía cutánea—, o al menos la mayoría de ellas, eran expulsadas a través de nuestro filtro: el hígado. Pero estamos expuestos a más de 100 000 sustancias aprobadas solo en Europa. Por muy a pleno rendimiento que funcione, el pobre órgano no da abasto a expulsar toxinas del cuerpo.

 

La exposición repetida a estos irritantes o alérgenos en champús altera la barrera epidérmica y aumenta la pérdida de agua transepidérmica. Por lo que, además de irritar el cuero cabelludo, su uso prolongado provoca sequedad, picor, caspa, rotura y caída. Por eso al dejar de aplicároslos en la cabeza, uno de los primeros efectos que notáis es que desaparecen los picores.

 

Destruyen la capa lipídica protectora natural de la piel y posteriormente atacan con estas otras moléculas, fragancias, conservantes y otros.

 

oferta champu dermarroller SIIL blog

 

El «cóctel ideal» para tener problemas cutáneos.

 

Ingredientes como los de arriba eliminan el sebo, los aceites naturales que tu cuero cabelludo produce. Por lo que este, que sabe que son beneficiosos, se ve obligado a producir más y más. Este es el motivo por el que el pelo se engrasa al poco tiempo de haberlo lavado.

 

Y por eso se encrespa. No por no haber usado esa mascarilla o el último sérum capilar que ha salido a la venta, sino porque estos aceites o lípidos naturales ya no recubren tu cabello, hidratándolo y nutriéndolo.

 

Anulamos, además, cualquier posibilidad de que nuestro cuerpo se ocupe del problema por sí solo.

 

Entonces, ¿por qué utiliza la industria cosmética estos ingredientes?

 

Porque son baratos y asequibles. Por lo que se emplean de forma masiva en champús, acondicionadores y otros productos capilares de bajo coste.

 

Según una encuesta publicada en la International Journal of Chemistry (Revista Internacional de Química), parecemos tenerlo claro: los cosméticos de base química son más baratos y duran más (tienen una vida útil más larga) que los cosméticos naturales, pero se absorben peor y causan más efectos secundarios.

 

Los resultados de la encuesta se reflejan en esta figura:

 

Figura CCSE Cosmetica natural vs quimica

 

Una encuesta sencilla sobre cosméticos naturales y cosméticos basados en química.

Fuente: http://citeseerx.ist.psu.edu/viewdoc/download?doi=10.1.1.1025.7977&rep=rep1&type=pdf

 

Ingredientes de champú que benefician a tu pelo. Sustancias que ‘suman’

 

Hay en la naturaleza sustancias que hacen lo mismo que las anteriores pero sin perjudicarnos. Ingredientes naturales que cumplen idéntica función sin causarnos problemas, es más, aportándonos beneficios. Sumando.

 

Te lo resumimos en la siguiente tabla:

 

 

Función

 

 

Ingrediente(s) de síntesis química

 

 

Ingrediente(s) naturales «equivalentes»

 

 

Conservante

 

 

-       Alcohol bencílico

-       Cloroacetamida

-       DMDM hidantoína

-       Parabenos

 

 

-       Sorbato potásico (conservante alimentario)

 

 

Fragancia/Aroma

 

-       Ftalatos

-       Linalool

-       Otras fragancias (Fragance/Parfum) elaboradas con componentes obtenidos de aceites esenciales que sirven para perfumar pero que han perdido sus principios activos y propiedades.

 

 

Aceites esenciales puros, que conservan sus principios activos e influyen en el estado de ánimo (aromaterapia):

 

-       Menta

-       Romero

-       Cedro

 

 

Agente espumante

Detergente

Emulsionante

/Emulgente

Espesante

Tensoactivo

 

 

-       DEA (Dietanolamina y sus derivados químicos, como y Cocamida MEA y CAPB)

-       Sulfatos (SLS y SLES)

-       PEG

 

-       Decyl glucoside

(Decil glucósido, detergente suave derivado del maíz y biodegradable).

-       Goma xantana

(espesante alimentario).

 

 

Regulador del pH

 

-       Ácido láctico

-       TEA

 

-       Maltodextrina

-       Ácido cítrico

 

 

Otras

 

 

Siliconas, parafinas y aceites minerales.

 

Sustancias controvertidas como mercurio y aluminio.

 

Otros ingredientes de relleno, sin principios activos.

 

 

Ceras naturales y aceites vegetales vírgenes no rectificados:

 

-       Manteca de karité

-       Aguacate

-       Jojoba

-       Coco

 

Extractos de própolis, aloe vera, fenugreek (fenogreco), ortiga verde, pimienta cayena, ginkgo biloba, cebolla y semilla de uva.

 

 

Los de la derecha son los ingredientes naturales que empleamos en SIIL. Puedes ver qué beneficios aporta cada uno de ellos aquí.

 

Resumiendo…

 

Con toda esta información, nuestra recomendación es y será siempre que uses un champú con ingredientes naturales. Un champú SIN —con «cero»— tóxicos. Nosotros, obviamente, te recomendamos el de SIIL. Pero elijas el que elijas, que (de verdad) sea 100 % natural.

 

Y como te dijimos al comienzo, esto es aplicable a cualquier cosmético: crema facial, loción corporal, esmaltes para las uñas… Cualquiera.

 

Para la mayoría de las personas que comienzan a perder el pelo a partir de los 25-30 años, los ingredientes naturales ayudan, benefician y sobre todo no nos perjudican como los químicos. Estos, lo que por un lado te aportan o dan por otro te lo quitan.

 

Evita en lo posible todas estas sustancias químicas agresivas que te hemos mencionado. Sustancias potencialmente dañinas, tanto para tu salud general como para tu cabello en particular.

 

Por Elisabeth Lahoz

 

 

¿Quieres recuperar la salud de tu cabello?

Suscríbete a nuestra newsletter y te regalamos nuestro ebook "LA CURA DE LA CALVICIE". Clic en la imagen para saber más:

Ponte en marcha para detener la caída del cabello y recuperarlo donde sea posible.

Suscríbete para estar al tanto de todo lo que publicamos tanto en el blog como en Youtube (últimas investigaciones sobre el cabello, nuevas publicaciones en el blog, nuevos vídeos o información que te puede interesar).

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados