Champús Anticaída Convencionales: "Lo que por un lado te dan por el otro te lo quitan"

Los champús anticaída convencionales, aunque incluyen compuestos bioactivos útiles, también contienen otros muchos potencialmente tóxicos. Detergentes o siliconas que perjudican a tu pelo y tu organismo. Un champú es más seguro e igual o más efectivo para tratar la pérdida de cabello sin estos ingredientes controvertidos.

Únicamente a base de sustancias de origen vegetal, principios activos botánicos, que han demostrado combatir las causas principales de la calvicie y estimular el crecimiento capilar. Mismos resultados, «0» toxicidad, y con evidencia científica. Te lo contamos todo en este artículo.

Cosmética convencional: tóxicos y otros «males»

Los champús para la caída del cabello convencionales incluyen principios activos vegetales útiles tales como la biotina, una vitamina del grupo B, nutriente para el cabello; bloqueadores de la DHT como la ortiga, o el saw palmetto. Sobre algunos de ellos hablábamos en el post anterior [enlazar].

El problema es que estos principios están inmersos en una maraña de compuestos que nos perjudican: detergentes agresivos que dañan la piel y destruyen la capa lipídica protectora (sulfatos, cocamide DEA...), siliconas que solo sirven para embellecer y dar volumen pero que pueden ser absorbidas por las células, conservantes potencialmente tóxicos como los parabenos y un largo etcétera.

¿Un champú natural que funciona como «los otros»…?

En Siil no empleamos compuestos agresivos, potencialmente tóxicos ni nada que se le parezca. Y no los empleamos, en primer lugar porque queremos evitar los efectos secundarios que provocan y en segundo, porque ni falta que hacen.

Pueden lograse idénticos resultados solo a base de sustancias naturales: extractos, aceites vegetales y aceites esenciales.

Estos son los ingredientes de nuestro champú, una combinación de 15 principios activos botánicos que combaten las principales causas de la caída del cabello:

  • Agua
  • Aceites de aguacate, jojoba y coco
  • Manteca de karité
  • Aceites esenciales de menta, romero y cedro
  • Extractos de própolis, aloe vera, fenogreco, ortiga, pimienta cayena, ginkgo biloba, cebolla y semilla de uva

Y estos otros, cuyos nombres quizá te suenen un poco más «químicos» o artificiales pero que te aseguramos que son también naturales: capsaicina (oleorresina, componente activo del pimiento picante) decil glucósido (detergente de origen vegetal), goma xantana (espesante), sorbato potásico (conservante natural) y ácido cítrico (regulador del pH).

Mira lo bonitos que nos han quedado nuestros ingredientes naturaleslas en las fotos.

¿Cómo actúan los ingredientes Siil?

Estos ingredientes naturales aportan nutrición, ayudan a tratar las infecciones y trastornos del cuero cabelludo como la caspa, reparar los folículos pilosos dañados y estimular el crecimiento del cabello*. Veamos:

  • Los aceites del aguacate, la jojoba y el coco o el karité son ricos en proteínas, hierro y otros minerales que nutren el cabello y el folículo y recuperan la capa lipídica protectora.
  • Menta, romero y cedro ejercen función antibiótica-desinfectante, anticaspa y aromaterapéutica. La menta ha demostrado ser más efectiva que minoxidil y finasteride —de ambos fármacos hablaremos en el próximo artículo— (estudio).

Estos aceites esenciales permanecen en el cuero cabelludo y van penetrando hasta las raíces. La aromaterapia es un tratamiento exitoso y seguro para la alopecia areata (pérdida de pelo en zonas localizadas, generalmente en áreas redondeadas) (ensayo aleatorizado).

  • El própolis, además de actuar a modo de cola natural ayudando a fijar los ingredientes, estimula el crecimiento del cabello al inducir la proliferación de queratinocitos (células predominantes de la epidermis) (estudio en ratones). También es anticaspa y antibacteriano.
  • El aloe vera o el fenogreco contienen asimismo proteínas y otras sustancias que reconstruyen los folículos y estimulan el crecimiento capilar.
  • La ortiga verde, como ya indicábamos al inicio del artículo, es un bloqueador de la hormona DHT, cuya concentración elevada está relacionada con la pérdida de pelo.
  • La disminución del flujo sanguíneo es una de las consecuencias de la alopecia. El ginkgo biloba aumenta la microcirculación cerebral y, por lo tanto, facilita el suministro de oxígeno y la absorción de nutrientes.
  • La cebolla aporta nutrientes y estimula el crecimiento.
  • La capsaicina también estimula el crecimiento capilar, en este caso vía IGF-1, factor de crecimiento similar a la insulina tipo 1 regulado por los andrógenos (hormonas sexuales masculinas) **.

*Fuente: Patel, S., Sharma, V., S Chauhan, N., Thakur, M., & Dixit, V. K. (2015). Hair growth: focus on herbal therapeutic agent. Current drug discovery technologies12(1), 21-42. Artículo en NCBI.

 

**Se sabe que las células dérmicas de los folículos del cuero cabelludo calvo secretan significativamente menos IGF-1 que las del cuero cabelludo no calvo, siendo este uno de los mecanismos importantes que contribuyen a la calvicie masculina (estudio).

El champú densificador SIIL nutre, restaura y regenera cabello y raíces. Una fórmula diseñada para prevenir la pérdida prematura del cabello, su adelgazamiento, las líneas recesivas y la caída excesiva.

Junto con el Agua esencial capilar, que elimina la grasa, suciedad y células muertas que taponan el bulbo piloso permitiendo la acción de sus aceites esenciales, y el Suplemento alimenticio, que aporta nutrientes activos básicos, para bloquear la DHT y estimular el riego y la microcirculación además del propio crecimiento capilar, forman el Pack triple acción natural de SIIL.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados