Caspa en Adolescencia y Juventud, ¿El comienzo de una larga alopecia? Acaba con ella

No solo por acné se caracteriza el/la adolescente; la caspa es el trastorno del cuero cabelludo más común en este grupo de edad. Además, como veremos enseguida, ambas afecciones de la piel comparten una característica.

Sobre la caspa y también sobre la dermatitis seborréica, al fin y al cabo «dos caras de la misma moneda», hemos hablado ya en el blog y el canal de SIIL:

 

 

Y en esta ocasión hacemos un breve repaso de qué es, sus causas principales, diferencias entre caspa y seborrea y te contamos —y demostramos— cómo determinados remedios pueden dar solución a este desagradable trastorno.

Un trastorno dermatológico que agrava el problema de caída del cabello y que incluso puede estar detrás de tu incipiente alopecia.

 

 

¿Quieres recuperar la salud de tu cabello?

Suscríbete a nuestra newsletter y te regalamos nuestro ebook "LA CURA DE LA CALVICIE". Clic en la imagen para saber más:

 

 

 

 

¿Qué es y qué provoca la caspa?

 

La caspa, pitiriasis o furfurácea es la descamación de la dermis del cuero cabelludo. En otras palabras, es el desprendimiento en forma de escamas, laminillas u hojuelas de la piel de la cabeza. Se suele asociar a picor (prurito), enrojecimiento e irritación, aunque sin inflamación visible.

 

Se trata de uno de los trastornos de descamación del cuero cabelludo más comunes junto con la dermatitis seborreica (DS) o seborrea. Las dos afecciones dermatológicas se manifiestan de manera similar y únicamente difieren en la gravedad.

 

En el caso de la caspa, esta gravedad varía de discreta a severa.

 

La caspa se limita al cuero cabelludo; la DS puede afectar al cuero cabelludo así como a otras áreas seborreicas del cuerpo.

 

Es más, la caspa se considera DS confinada al cuero cabelludo.

 

Ambas son más que trastornos superficiales, e incluyen alteración de la epidermis con hiperproliferación de células, exceso de lípidos, interdigitación (pliegues) y paraqueratosis (alteración en el proceso de queratinización de la piel).

La caspa también puede ser un síntoma de otro problema como psoriasis, dermatitis atópica o pediculosis (piojos).

Como ya vimos, es la convergencia e interacción de tres factores —intrínsecos o propios y ambientales— lo que provoca que la caspa haga acto de presencia; a saber (fuente, fuente):

 

  1. Secreciones sebáceas (sebo o grasa).
  2. Papel de la microflora del cuero cabelludo, en concreto la colonización por levaduras u hongos MalasseziaMalassezia restricta y sobre todo globosa predominan en el cuero cabelludo con caspa fuente—, aunque también las bacterias (como Staphylococcus) tienen una fuerte relación con la gravedad o severidad de la caspa (estudio).
  3. Susceptibilidad individual, en la que influyen los genes, la respuesta inmune propia, el estrés emocional o factores nutricionales (revisión).

 

También parecen influir la integridad de la barrera cutánea, el contenido de agua o la pérdida de agua transepidérmica (TEWL, por sus siglas en inglés). Unos factores que varían entre sexos, como avanzábamos aquí esas diferencias en la caída del cabello entre hombres y mujeres, lo que explicaría que la caspa sea más frecuente en los hombres que en las mujeres (fuente).

 

Figura Caspa en adolescencia_NCBI blog SIIL

 

Relaciones entre la caspa, la demografía, las condiciones fisiológicas y los microorganismos. Fuente.

 

Por último, influye lo que aquí nos ocupa: la edad.

 

Sebo y caspa en la adolescencia

 

Más de la mitad de la población mundial se ve afectada por algún grado de caspa (fuente). Y ciertos grupos de edad la sufren especialmente.

 

Como hemos dicho al principio, la caspa es el trastorno del cuero cabelludo más común entre los adolescentes (después de la pubertad). En cambio, es poco habitual y leve en los niños y la edad adulta avanzada.

 

La abundancia de grasa capilar después de la pubertad parece probable que esté implicada en la generación de descamación (artículo).

 

En primer lugar, la caspa ocurre exclusivamente en áreas de la piel del cuero cabelludo con altos niveles de sebo.

 

La segunda y determinante pista es que se ha observado que la descamación tiene una fuerte correlación en el tiempo con la actividad de las glándulas sebáceas (GS). Esta correlación temporal se manifiesta del siguiente modo:

 

→ Una mayor incidencia durante la infancia: la actividad temprana de las GS en el recién nacido da como resultado la colonización microfloral y la «costra láctea».
→ Una baja incidencia tras la infancia —después de que el control hormonal materno disminuye, hay poca actividad de las GS— hasta la pubertad, cuando las GS se activan bajo el control de las hormonas sexuales.
→ Un aumento en la adolescencia y la edad adulta temprana.
→ Y una disminución más adelante en la vida.

 

 

La caspa comienza pues en la pubertad, alcanza el pico máximo de incidencia y gravedad alrededor de los 20 años de edad y se vuelve menos frecuente después de los 50 años (revisión, fuente).

 

En definitiva, la secreción de sebo, que está influenciada por la edad y que se incrementa en la adolescencia y juventud, afecta al grado de caspa.

 

¿Y por qué la piel del/la adolescente y/o joven genera más sebo o grasa?

 

Caspa chica juventud adolescencia Blog SIIL

 

Caspa, una cuestión de hormonas

 

Es bien sabido que las hormonas afectan a la secreción de sebo humano y, por lo tanto, impactan en la caspa (artículo).

 

Cuando aumenta la actividad de las glándulas sebáceas, la población de Malassezia tiene una nueva fuente de alimento —el sebo, grasa o lípidos— y prolifera. Lo que provoca picazón y descamación del cuero cabelludo.

 

A M. restricta y M. globosa les encantan los lípidos. Estos hongos degradan el sebo, los ácidos grasos libres de los triglicéridos, consumen ácidos grasos saturados específicos y dejan los insaturados. Y la penetración de estas secreciones sebáceas modificadas produce irritación y descamación de la piel, e inflamación en el caso de la dermatitis seborreica.

 

Una piel rica en sebo es el entorno ideal para que el hongo prolifere.

 

El nivel elevado de sebo incrementa el número de las especies Malassezia y, por ende, la severidad de la caspa.

 

La proliferación excesiva de este hongo está relacionada asimismo con otros muchos problemas de la piel, entre ellos uno muy asociado también a la adolescencia y juventud: el acné.

 

¿Qué hago para eliminarla? Remedios anticaspa

 

La presencia de caspa puede preceder o acompañar al efluvio telógeno (artículo). También puede exacerbar o empeorar la alopecia androgénica (calvicie común).

 

Ver los tipos de calvicie aquí.

 

En una recolección de cabello de 2 días (aquí), en los sujetos normales (sin caspa) se desprendieron de 50 a 100 cabellos, mientras que en los pacientes con caspa la pérdida ascendió a entre 100 y ¡300 cabellos!

 

oferta champu dermarroller SIIL blog

 

¿Qué hacer para frenar la caspa y la pérdida de cabello asociada?

 

En primer lugar, aunque pique, evita rascarte excesivamente. Rascarse hasta quebrar la piel puede aumentar el riesgo de infecciones por bacterias u hongos (micosis) y de caída y alopecia.

 

Dicho esto, la siguiente es la solución que seguramente te propondrán: usar un champú, loción u otro producto anticaspa. Estos productos se centran en combatir los hongos. Para ello, la mayoría se basan en piritionato de zinc o ketoconazol, agentes antifúngicos o antimicóticos.

 

¿Inconvenientes de los productos anticaspa?

 

Que no distinguen entre buenos y malos. Combaten a Malassezia, sí, pero también acaban con otras especies que aportan beneficios. Tampoco atajan las causas más «profundas» (como la producción propia de sebo) y si dejas de usarlos, la caspa volverá.

 

Además, estos incluyen otros ingredientes químicos agresivos (como vimos en este artículo sobre champús anticaída convencionales y en este vídeo donde hablo de champús y las diferencias con SIIL) que destruyen la capa lipídica —eliminan los lípidos/aceites naturales— protectora del cuero cabelludo, dejando a este en un estado vulnerable.

Y la acumulación de sustancias químicas junto con piel muerta, sebo, sudor… también puede desembocar en infecciones bacterianas o fúngicas y caída de cabello.

 

Lo que parecía ser un remedio puede acabar perjudicándote aún más.

 

NOTA: La caspa es la enfermedad de la piel más explotada comercialmente (ref). Dado que los hombres son más propensos a padecerla, la ciencia ha comprobado (ref) que responden mejor a los tratamientos contra la caspa. La industria cosmética lo sabe bien, y ellos suelen ser el público objetivo en sus anuncios de champús anticaspa.

 

Caspa juventud chico adolescencia Blog SIIL

 

La solución que desde SIIL te proponemos

 

Remedios naturales, que hacen lo mismo pero de forma mucho más amable. Estudios in vitro e in vivo (estudio, revisión)* han demostrado que:

 

Las preparaciones a base de algunas hierbas son tan eficaces como los agentes sintéticos para controlar la caspa.

 

Los aceites esenciales ayudan a combatir los hongos en el cuero cabelludo sin efectos secundarios adversos.

El aceite esencial de menta (el componente "estrella" de SIIL), por ejemplo, es un antifúngico natural; en caso de caspa, limpia el cuero cabelludo proporcionando un ambiente limpio y saludable para los folículos capilares.

 

Te gustará saber que la menta promueve, además, el crecimiento del cabello ;)

 

También tienen actividad antifúngica/antimicótica, antibacteriana y, por lo tanto, anticaspa los aceites esenciales de lavanda, tomillo, romero y cedro o el aloe vera (estudio), el ácido cinámico del karité (estudio, estudio) y el aceite de jojoba. Además, el aceite de jojoba es robablemente, el mejor ingrediente cosmético del mundo, además de ser supereficaz contra Staphylococcus y otras bacterias causantes de infecciones en el cuero cabelludo, regula el sebo.

 

Todos estos ingredientes naturales tratan el problema de la caspa desde su origen.

 

El champú SIIL, con los anteriores y otros ingredientes 100 % naturales (ver todos los ingredientes aquí), puede dar así solución a la caspa. También la loción o Agua esencial capilar SIIL, que por un lado limpia de grasa y células muertas el cuero cabelludo y, por otro, sus aceites esenciales ejercen función aromaterapeútica, antibiótica-desinfectanete y, por tanto, anticaspa

 

*Kirshnamoorthy, J. R., & Ranganathan, S. (2000). Antipityrosporum ovale activity of a herbal drug combination of Wrightia tinctoria and Hisbiscus rosasinensis. Indian Journal of Dermatology45(3), 125.

 

Por Elisabeth Lahoz

 

 

¿Quieres recuperar la salud de tu cabello?

Suscríbete a nuestra newsletter y te regalamos nuestro ebook "LA CURA DE LA CALVICIE". Clic en la imagen para saber más:

Ponte en marcha para detener la caída del cabello y recuperarlo donde sea posible.

Suscríbete para estar al tanto de todo lo que publicamos tanto en el blog como en Youtube (últimas investigaciones sobre el cabello, nuevas publicaciones en el blog, nuevos vídeos o información que te puede interesar).

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados