Psoriasis del cuero cabelludo. Lo que debes saber para que no afecte a tu pelo

Uno de los comentarios que más a menudo nos hacéis llegar acerca de los efectos positivos que notáis tras un tiempo usando los productos SIIL es la desaparición de los picores en el cuero cabelludo (ver opiniones de clientes aquí o en cualquiera de nuestros productos).

Aunque soléis hacer referencia a la dermatitis, a veces esta se confunde con la enfermedad que abordamos hoy: la psoriasis, término que proviene del griego y cuyo significado es «picor», uno de sus síntomas.

 

La psoriasis es más común en las latitudes norte que en el trópico o el sur*. Algo que nos deja entrever que el clima juega un papel importante en el curso de esta enfermedad. También son determinantes la dieta, el estilo de vida e incluso los factores psicológicos. Afecta tanto a hombres como a mujeres y tiene un pico de incidencia entre los 20 y los 55 años**.

 

La psoriasis del cuero cabelludo puede también afectar a tu salud capilar, conducir a pérdida de cabello y, en último término, a calvicie permanente debido a la inflamación crónica del cuero cabelludo. Así que si la padeces, en este post te contamos todo lo que debes saber: qué es, principales síntomas, causas, diferencias entre psoriasis y dermatitis seborreica del cuero cabelludo, prevención y mejores tratamientos para paliar e incluso eliminar por completo los signos de este trastorno de la piel.

 

 

¿Quieres recuperar la salud de tu cabello?

Suscríbete a nuestra newsletter y te regalamos nuestro ebook "LA CURA DE LA CALVICIE". Clic en la imagen para saber más:

 

 

 

¿Qué es la psoriasis?

 

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel de origen autoinmune, lo que significa que la causa el propio sistema inmunitario, que ataca y destruye tejido sano. Además de por inflamación, se caracteriza por la aparición de lesiones escamosas (lesiones psoriásicas) y el engrosamiento de la epidermis (hiperqueratosis).

 

No suele venir sola. La psoriasis se asocia con otras enfermedades, entre ellas: artritis psoriásica, obesidad y síndrome metabólico, diabetes, hipertensión, enfermedad cardiovascular, enfermedades inflamatorias intestinales (celiaquía, enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa) y depresión. Es decir, los estudios epidemiológicos han demostrado que en las personas con psoriasis estos trastornos se dan con más frecuencia (estudios (1), (2), (3)).

 

Como curiosidad, en la antigüedad se solía diagnosticar erróneamente como lepra por la similitud de sus síntomas y lesiones. Aunque, a diferencia de esta, la psoriasis no es contagiosa.

 

La hay de muchos tipos: vulgar o en placas —la forma más común, en el 85-90 % de los pacientes***—, ungueal (uñas), en gotas, eritrodérmica, pustulosa generalizada o localizada, lineal, invertida… No obstante, nosotros nos vamos a centrar en una, la que nos interesa en cuanto a su afectación a la salud del cabello: la psoriasis del cuero cabelludo.

 

Psoriasis cabello picor cabeza SIIL

 

Psoriasis del cuero cabelludo: clasificación, síntomas y causas

 

- El cuero cabelludo es la parte del cuerpo más comúnmente afectada en pacientes con psoriasis (fuente). Los estudios del censo mundial (1) informan que aproximadamente la mitad de la población con psoriasis padece psoriasis del cuero cabelludo.

 

- Esta se manifiesta como placas descamativas similares a las de otras zonas de la piel (manos, codos, abdomen, espalda, piernas y rodillas), o bien como placas gruesas de escamas adheridas al tallo del cabello.

 

Se considera psoriasis del cuero cabelludo leve o moderada cuando afecta a menos del 50 % del cuero cabelludo y severa cuando afecta a más del 50 % (fuente).

 

Sus signos y síntomas varían significativamente de una persona a otra. Si bien, estos son los más habituales:

 

  • Inflamación crónica. Los poros se obstruyen y los folículos se hinchan, lo que debilita el cabello y afecta a su crecimiento.
  • Enrojecimiento cutáneo, hojuelas y escamas.
  • Manchas que pueden extenderse más allá de la línea de nacimiento del cabello e incluso aparecer en otras partes del cuerpo.
  • Picazón y/o dolor.

 

Los factores desencadenantes o agravantes de la psoriasis incluyen:

 

  • Factores genéticos (componente hereditario).
  • Factores endocrinos u hormonales (pubertad, menopausia).
  • Infecciones por bacterias u hongos.
  • Traumatismos (heridas, cortes, quemaduras).
  • Ciertos fármacos, como los AINE (antiinflamatorios no esteriodeos).
  • El tabaquismo.
  • Factores dietéticos (grasas saturadas, azúcares simples, gluten) y consumo de alcohol.
  • Factores psicológicos, como el estrés.
  • Factores climáticos (climas fríos).

 

 

Banner chico Cepillo y champu SIIL

 

 

¿Psoriasis o dermatitis seborreica del cuero cabelludo?

 

La psoriasis y la dermatitis seborreica son afecciones comunes que afectan al cuero cabelludo. Comparten algunos síntomas, tales como la inflamación y la piel enrojecida y escamosa. Razón por la cual es común confundirlas.

 

Pero se dan algunas diferencias.

 

Las escamas de la psoriasis suelen ser más gruesas y de aspecto más seco que las de la dermatitis seborreica, con escamas blancas o amarillas de aspecto graso y hojuelas (caspa) pegadas al cabello. Además, como hemos comentado antes al hablar de sus signos, la psoriasis puede extenderse más allá de la línea de nacimiento del pelo y afectar a más de una zona del cuerpo; no así la dermatitis, más localizada

 

La dermatitis seborreica suele provocar también picazón, pero no dolor.

 

Sobre la base de un examen de la piel, el cuero cabelludo y las uñas (fuente), el médico/dermatólogo te indicará si tienes psoriasis del cuero cabelludo, dermatitis seborreica o ambas.

 

                   

En este vídeo, Albert nos explica la verdadera causa de la dermatitis seborreica y qué hacer para solucionarlo.

 

Por lo general, la psoriasis del cuero cabelludo es persistente (crónica) y más difícil de tratar que la dermatitis seborreica del cuero cabelludo. Aunque existen remedios eficaces; los vemos a continuación.

 

¿Cómo se trata? Tratamiento de la psoriasis en el cuero cabelludo

 

El tratamiento tópico representa el punto de partida para tratar la psoriasis (revisión de estudios (1), revisión).

 

Los tratamientos habituales incluyen corticoides tópicos, champús medicinales (clobetasol propionato, alquitrán de hulla), antifúngicos (contra hongos, como imidazol o derivados), retinoides y formulaciones de vitamina D (calcitriol y análogos), preparaciones de ácido salicílico o terapias sistémicas (artículos (1) y (2), y revisiones (1) y (2)). En casos severos, es posible recurrir a tratamientos adicionales como la foto y radioterapia.

 

Sin embargo, estos remedios convencionales demuestran efectos limitados (fuente), además de reacciones adversas (irritación en el área de aplicación, dermatitis por contacto, eritema e hipertricosis o «síndrome del hombre lobo», efecto secundario también del minoxidil, entre otras). Por lo que actualmente se están considerando los productos naturales, incluidos el própolis o el aloe vera.

 

Los tratamientos naturales han mostrado muy buenos resultados para tratar la psoriasis y sus síntomas, sin las reacciones adversas de la medicación convencional.

 

El própolis o propóleo, una sustancia natural elaborada por las abejas, tiene efectos antipsoriásicos; también antiinflamatorios, antifúngicos, analgésicos (calma el dolor) y cicatrizantes de la piel, contribuyendo a regenerar el tejido dañado (estudio en psoriasis en placas aquí, estudio). La aplicación tópica de própolis y sus flavonoides (metabolitos secundarios con un destacado valor medicinal) puede mejorar las lesiones psoriásicas gracias asimismo a su actividad antioxidante, esto es, suprime la producción de radicales libres (estudio, estudio).

 

El própolis es ingrediente del Champú Siil. Y también lo es el aloe vera, que junto con el anterior mostraron en un estudio reciente (ver) mejorar notablemente la psoriasis leve a moderada (estudio). En este estudio y este otro el aloe fue incluso más eficaz que la triamcinolona (corticoide) para reducir los síntomas de la psoriasis, pero a diferencia de esta, sin efectos secundarios adversos.

 

Otras investigaciones sobre el efecto antipsoriásico del aloe vera: estudio, estudio, estudio, estudio.

 

NOTA: Eso sí, para lograr resultados debes usarlo bien. En este otro artículo sobre el uso correcto del champú natural de SIIL te numeramos los 5 pasos a seguir conseguir los mejores resultados.

 

También son eficaces en alteraciones del cuero cabelludo como la psoriasis, la caspa o la dermatitis seborreica los aceites esenciales (revisión). Los aceites esenciales de menta, tomillo, romero, lavanda y cedro, tanto en el champú como en el Agua esencial Siil —un limpiador del cuero cabelludo—, tienen efectos antiinflamatorios y antimicrobianos contra bacterias y hongos causantes de infecciones así como de exacerbar estos trastornos de la piel, pudiendo derivar en caída del cabello (revisión, revisión).

 

Aquí tienes más ingredientes naturales SIIL con acción antiinflamatoria, antimicrobiana, analgésica o cicatrizante eficaces para tratar y prevenir las afecciones del cuero cabelludo y mantener tu cabello sano.

 

También te ayudará…

 

  • Hidratarte tanto interna, bebiendo abundante agua, como externamente, con el uso de cremas hidratantes, humectantes y emolientes con ingredientes naturales para mitigar la sequedad y la irritación.
  • No tapar las lesiones psoriásicas, es decir, dejarlas al aire.
  • Fuera humos. Dejar el tabaco te ayudará a mejorar la psoriasis, la salud de tu piel… y a bastantes cosas más.
  • Una buena dieta y minimizar el alcohol. La alimentación es un factor clave para el desarrollo y progreso de la enfermedad (revisión, estudio). Mejoran la psoriasis y sus enfermedades asociadas los ácidos grasos poliinsaturados (la «grasa buena» que come nuestro amigo Verni), las vitaminas D y B12, la fibra dietética, ácidos grasos de cadena corta, selenio y la soja, un agente antipsoriasis (ver).
  • Consumir probióticos —en alimentos fermentados y/o suplementos—, que promueven beneficios a través del eje intestino-piel (revisión, revisión, revisión sistemática, estudio, revisión sistemática, caso de éxito).
  • Evitar en lo posible el estrés y aquí tienes algunas herramientas para controlarlo.
  • Los climas cálidos.
  • Exponerte con moderación al sol, fuente de vitamina D. Los rayos UV ejercen, además, acción antiinflamatoria.
  • Bañarte en el mar, por las propiedades de la sal marina para la piel.

 

Por Elisabeth Lahoz

 

 

¿Quieres recuperar la salud de tu cabello?

Suscríbete a nuestra newsletter y te regalamos nuestro ebook "LA CURA DE LA CALVICIE". Clic en la imagen para saber más:

Ponte en marcha para detener la caída del cabello y recuperarlo donde sea posible.

Suscríbete para estar al tanto de todo lo que publicamos tanto en el blog como en Youtube (últimas investigaciones sobre el cabello, nuevas publicaciones en el blog, nuevos vídeos o información que te puede interesar).

 

*Ramírez, L. C. (2015). Aspectos de la IL-17 en la inmunopatogénesis de la psoriasis: un nuevo blanco terapéutico. Revista de la Asociación Colombiana de Dermatología y Cirugía Dermatológica23(1), 61-68. https://revista.asocolderma.org.co/index.php/asocolderma/article/view/1067.

**Fuente: Parisi, R., Symmons, D. P., Griffiths, C. E., & Ashcroft, D. M. (2013). Global epidemiology of psoriasis: a systematic review of incidence and prevalence. Journal of Investigative Dermatology133(2), 377-385. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0022202X1536098X.

***Griffiths, C. E., & Barker, J. N. (2007). Pathogenesis and clinical features of psoriasis. The Lancet370(9583), 263-271. https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0140673607611283.

 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados