La tensión en el cuero cabelludo como causante de la calvicie en entredicho

La hipótesis que una tensión excesiva en la piel en la que se asientan los cabellos de nuestra cabeza es una de las causas principales de la calvicie no es en absoluto nueva.

Era la hipótesis más apoyada en los 50 pero se descartó por completo y han sido necesario que pasasen 70 años y muchos nuevos estudios para volverla a tomar en consideración.

Vamos a ver qué sucedió y a sumarizar los diferentes estudios que se han realizado y cómo apoyan o refutan la tensión como causa de la alopecia androgénica.

Si quieres saber más sobre esta teoría puedes leer este artículo: 

La piel tensa de tu cabeza te está dejando calvo.

 

 

¿Quieres recuperar la salud de tu cabello?

Suscríbete a nuestra newsletter y te regalamos nuestro ebook "LA CURA DE LA CALVICIE". Clic en la imagen para saber más:

 

 

 

Genes + DHT vs tensión del cuero cabelludo, dos teorías que estuvieron enfrentadas

 

Durante toda la década de los 50 la tensión en el cuero cabelludo fue la teoría más extendida acerca de la calvicie.

Pero poco a poco se fue abandonando y todos las que la defendían, dadas las nuevas pruebas que aparecían, fueron cambiando de opinión.

En los 60 comenzaron los transplantes capilares y los resultados no dejaban lugar a dudas.

Fue el Dr. Orentreich quien probó que cuando llevaban cabello fuerte a zonas con calvicie, el cabello se podía mantener por años. Se transplantaban parches de 0,6 a 1,2 mm y se midieron resultados tras dos años y medio.

Lo mismo sucedía cuando llevabas cabello débil a zonas pobladas, el cabello seguía siendo débil y terminaba cayendo definitivamente.

O sea, el cabello mantenía su tendencia previa. Esto parecía refutar cualquier incidencia del ambiente; entendido como el entorno del pelo y del folículo, es decir, los tejidos circundantes.

Y acabó consolidándose la teoría que el folículo estaba predeterminado genéticamente para ser afectado por la DHT para acabar cayendo.

Esta teoría se bautizó como la teoría de dominancia del donante (donor dominance en inglés). Establece que la característica del pelo que vas a trasplantar (sano y fuerte o bien en fase de caída), determina su comportamiento futuro.

 

Factores no explicados por los primeros estudios de trasplantes capilares

 

Hay algo que los trasplantes no explican y que por lo tanto, no permite que sean una refutación de la teoría de la tensión del cuero cabelludo y es que:

Cuando aliviamos la tensión muscular alrededor de la cabeza, el cabello perdido nace de nuevo.

Esto lo publicó el doctor Freund por dos veces en el mismo año, un primer estudio con botox y un segundo mediante un aparato mecánico. Así que si la tensión no tuviese que ver con la calvicie, aliviarla no debería mejorarla.

Y algo aún más importante, a través de transplantes de parches de piel (recuerda, pedacitos de 0,6-1,2 mm) con folículos capilares, se especula sobre el folículo en sí.

Pero en realidad, estamos llevando de un lugar a otro del cuerpo, no sólo el cabello, sino el cabello y su entorno inmediato, la dermis alrededor.

Así que estamos llevando un pedazo de piel “sana” a una zona afectada de calvicie o un pedazo de piel “calva” a una zona sin esa afectación. No movemos pelos aislados con sus folículos, así que no podemos saber qué pasaría.

¿o quizá sí?

 

 

La tensión en el cuero cabelludo

 

 

Nuevos hallazgos sobre los transplantes de cabello

 

Posteriormente se ha comprobado:

  1. El comportamiento del cabello del cuero cabelludo trasplantado cambia según dónde se trasplante.
  2. Cabellos humanos afinados en fase de calvicie regeneran en un sólo ciclo cuando se trasplantan a un ratón.
  3. Los folículos vecinos son capaces de coordinarse.

 

 

El comportamiento del cabello del cuero cabelludo trasplantado cambia según dónde se trasplante.

 

Un estudio del 2002 de la misma fundación del pionero del trasplante capilar, la fundación Orentreich, arrojó nuevos datos:

  • Tras 3 años, cabellos trasplantados del cuello a zonas calvas sobrevivían en un 60%, pero crecían a la mitad de velocidad que los cabellos propios de la zona
  • Cabellos de zonas calvas llevados a la pierna y posteriormente movidos a la nuca crecían más lentos que los pelos de la nuca pero del mismo modo que crecían los llevados directamente de la calva a la nuca (sin pasar por la pierna).
  • Un estudio siguiente comprobó que cabellos del pecho llevados a la calva crecían más largos, tanto como los pelos originales de esa calva.

Así que los investigadores constataron que no existe dominancia del donante al 100% e hipotetizaban que la vascularidad de la zona, la firmeza dérmica y la tensión epitelial tenían influencia en el comportamiento de los cabellos trasplantados.

 

Cabellos humanos afinados en fase de calvicie regeneran en un sólo ciclo cuando se trasplantan a un ratón.

 

De nuevo la fundación Orentreich estudió cabellos humanos trasplantados, sanos y en fase de calvicie a la espalda de un ratón. Y comprobaron como en un sólo ciclo capilar regeneraban completamente. Y los cabellos en fase de calvicie se engrosaron ciclo tras ciclo.

Hipotetizaron que podría ser debido a niveles más bajos de andrógenos (hormonas masculinas) en el ratón que en un humano, como si hubiese sido un trasplante más finasteride.

Pero no vieron diferencias cuando hacían el injerto capilar en ratones varones y hembras.

 

 

Banner chico Cepillo y champu SIIL

 

 

Coordinación entre folículos vecinos

 

En 2015 se quiso averiguar si había coordinación entre cabello vecinos.

Se hizo injertando una zona con unos 200 cabellos en dos áreas diferentes, una más pequeña, dónde los 200 cabellos quedaban densamente apilados, y una mayor, dónde la densidad era baja. Sería el símil entre una cabeza poblada y una despoblada.

El estudio fue en ratones.

En las zonas con baja densidad no ocurrió nada especial, pero en las zonas con alta densidad nuevos folículos aparecieron, hasta 5 veces por encima que los controles.

Los investigadores teorizaron que en estas zonas se creaba mayor inflamación y mayor comunicación cruzada entre cabellos, resultando en un mayor crecimiento capilar.

Esto sólo se observó llevando los injertos a zonas de 4 mm o inferiores. Así que el entorno dónde está un folículo importa y la capacidad de un folículo de influir sobre otro depende mucho de la distancia.

Si recordamos a los primeros estudios con injertos por los que se dejaron de considerar como válida la tensión del cuero cabelludo, se hacían de áreas mínimas de 6 mm.

Y ahora hemos visto que por debajo de 4 mm no hay afectación del entorno sobre los folículos injertados.

 

El éxito de los injertos

 

Ahora sabemos que el éxito de los injertos depende la la cantidad de tejido adyacente al folículo que se trasplante.

Poner un cabello aislado en una calva sería en balde, no sobreviviría. Las técnicas de trasplante menos invasivas, conocidas como FUE (folicular unit extraction), tienen un 25% más de probabilidades de no funcionar respecto a las técnicas que arrastran más tejido adyacente.

Pero todavía hay muchas cosas que se desconocen, siendo el éxito a largo plazo de los injertos una de las más preocupantes.

¿Los cabellos de la nuca que te ponen en la frente durarán 5, 10 o 20 años?¿Durarán 30?

Me parece una pregunta relevante si tienes 20 años y estás planteándote un injerto y sus sucesivos arreglos conforme más cabello no trasplantado va cayendo.

 

oferta champu dermarroller SIIL blog

 

Conclusión

 

Como conclusión de los últimos párrafos, todos estos estudios no prueban que la tensión en la cabeza nos vuelva calvos, pero tampoco son capaces de refutar la teoría o probar que es una programación genética de determinados folículos en determinadas personas que los vuelve reactivos frente a la hormona DHT y por eso perdemos el cabello.

Si quieres repasar el conjunto de causas que causan la calvicie y la reciente hipótesis de la suma de inflamación crónica, DHT y tensión en el cuero cabelludo, puedes leer este artículo.

Si quieres saber mi visión sobre la tensión en la piel de la cabeza y la pérdida de pelo, lee este artículo: La piel tensa de tu cabeza te está dejando calvo.


Albert Hurtado

 

¿Quieres recuperar la salud de tu cabello?

Suscríbete a nuestra newsletter y te regalamos nuestro ebook "LA CURA DE LA CALVICIE". Clic en la imagen para saber más:

Ponte en marcha para detener la caída del cabello y recuperarlo donde sea posible.

Suscríbete para estar al tanto de todo lo que publicamos tanto en el blog como en Youtube (últimas investigaciones sobre el cabello, nuevas publicaciones en el blog, nuevos vídeos o información que te puede interesar).

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados