Microcirculación en las mujeres y su impacto en la caída del cabello

Falta de sensibilidad en los dedos, sensación de frío perpetuo, varices... todos estos son síntomas de una mala circulación. Algo que se da especialmente en la edad avanzada y de forma más acusada en las mujeres.

En este post os contamos por qué ocurre y cómo afecta a la salud capilar.

Veremos qué remedios, sintéticos y naturales, con base científica existen para tratar la alopecia femenina mediante el estímulo del flujo sanguíneo al cuero cabelludo y la mejora de la microcirculación.

Mala circulación en la mujer: síntomas y causas

El sistema circulatorio se compone de los vasos sanguíneos y el corazón, el órgano encargado de que la sangre circule o fluya a través de ellos.

La microcirculación alude, específicamente, a todo aquello que está “alejado” de los grandes vasos, arterias y venas. Es decir, el flujo sanguíneo a través de esos otros vasos de menor diámetro o más estrechos: los microvasos, que comprenden arteriolas, capilares y vénulas.

Esta es la dirección que sigue la sangre en su recorrido por el sistema circulatorio:

Corazón → Arterias → ArteriolasCapilaresVénulas → Venas → Corazón

Pues bien, con el paso de los años todo este sistema sufre un deterioro lento y progresivo. Con la edad, especialmente en las mujeres, la microcirculación se ve comprometida.

Son síntomas de un flujo sanguíneo deficiente:

  • debilidad en las extremidades;
  • entumecimiento o sensación de hormigueo;
  • prurito (picor);
  • pesadez;
  • rodillas hinchadas;
  • poca sensibilidad y mala movilidad en los dedos de las manos y los pies;
  • frío perpetuo, o
  • varices (dilataciones de las venas por insuficiencia venosa, o inadecuado retorno de la sangre al corazón).

Hay varias razones por las cuales una mujer —aunque,  por supuesto, la microcirculación perjudicada también es cosa de hombres— puede no tener suficiente sangre llegando a sus extremidades, incluida la cabeza:

  • La gravedad → es dificultoso empujar la sangre hacia arriba.
  • La inactividad → la carencia de actividad física hace que nuestro corazón se debilite.
  • El estrechamiento, bloqueo o rotura de los capilares → lo que sucede gradualmente.

Pack SIIL mujer

¿Cómo afecta esto al cabello?

La sangre transporta oxígeno y nutrientes hacia los diferentes tejidos, incluyendo el cuero cabelludo.*

Si el flujo de sangre al cuero cabelludo se reduce o detiene, el folículo piloso no obtendrá el oxígeno y los nutrientes que necesita. Este se irá poco a poco debilitando hasta que finalmente muera, y allí ya no volverá a crecer pelo.

 

La falta de riego sanguíneo es, de hecho, una de las principales causas de la muerte de los folículos capilares.

 

Si te fijas, el pelo no suele caerse encima de las orejas o en la nuca.

A estas zonas llegan los grandes vasos sanguíneos, las arterias mayores, que llevan sangre a la cabeza.

Además, hay músculos que se mueven continuamente para realizar los movimientos faciales y que, por ello, se mantienen regados; músculos que con su movimiento fuerzan el riego y la buena vida de los vasos.

En estas zonas donde no solemos perder cabello es más difícil que se produzca un problema circulatorio.

*También se encarga de eliminar los restos celulares y las sustancias de desecho celular.

Remedios para mejorar la microcirculación

¿Qué tienes que hacer?

Aumentar el flujo sanguíneo y mejorar la calidad de tu sistema circulatorio.

La clave: dieta, que aporte los nutrientes correctos para mantener los vasos sanguíneos en perfecto estado, y ejercicio, que mantenga el pulso y el corazón fuertes.

Respecto a los remedios sintéticos, la única fórmula aprobada actualmente para tratar la alopecia femenina es el minoxidil tópico (en la concentración del 2 %).

¿Y qué es el minoxidil?

Pues un vasodilatador; aquí te contamos cómo actúa, y también sus efectos secundarios.

Veamos ahora los remedios naturales.

En concreto, tres principios activos vegetales probados y comprobados, con evidencia científica que respalda su eficacia para mejorar la microcirculación (revisión).

Castaño de Indias, el «falso castaño»

De nombre científico Aesculus hippocastanum, es un árbol de gran porte cuyos frutos son muy similares a los del castaño común (Castanea sativa), motivo por el que se le conoce también como «falso castaño».

Su efecto sobre la circulación sanguínea cerebral, la insuficiencia venosa y los trastornos asociados se viene estudiando desde hace mucho tiempo (estudio).

Es un vasoprotector y tónico venoso que disminuye la viscosidad de la sangre, la vuelve más líquida.

 

El castaño de Indias descongestiona los vasos sanguíneos y aumenta la resistencia capilar gracias a la acción de la escina (saponina).

 

La escina controla también la permeabilidad de los vasos (actividad antiedematosa) y tiene propiedades antiinflamatorias (estudio).

El extracto de castaño de Indias es rico asimismo en otros flavonoides, como los derivados de la quercetina y el kaempferol.

«Los flavonoides también tienen efectos protectores sobre los vasos sanguíneos y son antioxidantes [eliminan los radicales libres] potentes bien conocidos», se señala en este estudio (estudio).

Así, reduce la inflamación provocada por varices, flebitis (inflamación de la pared de la vena), insuficiencia venosa crónica (venas varicosas acompañadas de dolor, edema, prurito y sensación de pesadez) y otros trastornos circulatorios o problemas vasculares como equimosis (depósito de sangre bajo la piel) o cuperosis rosácea (dilatación de los vasos capilares en ramificaciones o «tela de araña») (referencia, estudio).

Al ser un potente vasoconstrictor, se utiliza también para tratar las hemorroides, reduciendo su volumen y aliviando su dolor (revisión).

Para proteger el cabello en casos de fragilidad capilar, su extracto seco puede ingerirse en cápsulas o emplearse por vía externa en champús.

Microcirculación en la mujeres

El olivo y sus componentes amargo y picante

Como muy bien sabemos en España y otras regiones de la cuenca mediterránea, el de oliva es un aceite obtenido mediante el prensado de las aceitunas, fruto del olivo (Olea europaea). Más allá de su uso en cocina —es un constituyente importante de la dieta mediterránea—, el aceite de oliva se utiliza ampliamente en la industria cosmética y con fines medicinales.

Es un hidratante del cuero cabelludo (estudio) y ha demostrado estimular el crecimiento del cabello gracias a la oleuropeína (estudio), un componente presente en la pulpa de las aceitunas y las hojas del olivo, responsable de su característico sabor amargo intenso.

 

Pero, además, el extracto de olivo, al igual que el de castaño de Indias, actúa como tónico venoso, descongestionante y vasoprotector.

 

En estudios en animales y humanos, se ha comprobado que el extracto de aceitunas u hoja de olivo dilata las arterias (vasodilatador), disminuye la presión arterial (antihipertensivo), combate el exceso de colesterol que se acumula en las arterias (hipocolesterolemiante) e impide la aterosclerosis (estudio, estudio).

Lo que está relacionado con sus actividades antiinflamatoria y antioxidante (estudio, estudio español).

Actividades o propiedades que, a su vez, se atribuyen a otro compuesto fenólico del aceite de oliva (virgen extra), al que proporciona ese sabor ligeramente picante: el oleocantal, que inhibe la interleucina-6 y otras enzimas causantes de inflamación (revisión).

Actúa «como un compuesto antiinflamatorio natural que tiene una potencia y un perfil sorprendentemente similar al del ibuprofeno*», recoge este estudio en Nature.

El extracto de olivo ayuda a prevenir, así, en definitiva, los problemas circulatorios y cardiovasculares.

*Antiinflamatorio no esteroideo (AINE).

Ginkgo biloba, el «fósil viviente»

El Ginkgo biloba, un árbol conocido por su longevidad y resistencia —algunos ejemplares superan los 2500 años—, se ha empleado durante siglos en la medicina tradicional china para mejorar la mala circulación, la memoria, tratar la demencia o prevenir enfermedades cardiovasculares.

Sus terpenoides tienen acción vasodilatadora; ensanchan los vasos sanguíneos, aumentando el riego (estudio, ensayo clínico). Estudios más recientes, como este, muestran cómo sujetos que reciben dosis diarias de extracto de ginkgo ven incrementado su flujo sanguíneo cerebral.

¿Y en cuanto al cabello?

En este estudio en ratones, investigadores japoneses encontraron que el extracto etanólico al 70 % de las hojas de Ginkgo biloba (GBE) mostraba un efecto promotor en la regeneración capilar.

Los resultados «sugirieron que GBE promueve la regeneración del cabello y podría usarse como un tónico capilar».

Estos mismos investigadores realizaron un experimento en humanos, a los que trataron con champú Ginkgo biloba.

 

Los resultados mostraron una reducción en la tasa de pérdida de cabello.

 

Además de los importantes beneficios en otras condiciones de salud, al estimular la microcirculación de la sangre al cerebro y la piel, el ginkgo facilita la llegada de oxígeno y nutrientes a los folículos capilares.

Ayuda a garantizar el «suministro a la zona cero». De este modo, mejora el rendimiento de los folículos y fomenta el crecimiento capilar.

El extracto de Ginkgo biloba está formulado en el champú Siil, junto con otros 12 botánicos activos. Albert te lo explica en este vídeo.

 

 

También lo está en el suplemento de nutrientes activos, que junto con la Centella asiática estimulan el riego sanguíneo, mejoran la tonificación venosa y, más específicamente, la microcirculación.

Mira el siguiente vídeo donde te lo explica Albert:

 

 

 

Champú densificador + Suplemento de nutrientes capilares activos forman el Pack SIIL Mujer.

La solución para combatir la caída puntual del cabello que sufren muchas mujeres.

Más información, en la pestaña «Mujer» de nuestra web.

 

Autora Elisabeth Lahoz

 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados